dimecres, 15 d’octubre de 2008

La UICN aprueba la propuesta de conservación del Ebro presentada por Mediterrània-CIE


La asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) aceptó por mayoría la emisión de una recomendación para preservar la cuenca y el delta.



Tarragona, 13 de octubre de 2008.
La asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha aprobado la moción presentada por Mediterrània, Centre d’Iniciatives Ecològiques, para la adopción de medidas de conservación y uso racional de la cuenca y el delta del río Ebro. En las votaciones celebradas el pasado sábado la propuesta de la entidad ecologista tarraconense contó con 53 votos favorables de gobiernos; 3 votos de gobiernos en contra y 46 abstenciones. En el caso de las organizaciones no gubernamentales se obtuvieron 207 votos a favor, 2 en contra y 64 abstenciones.
Dicha moción solicita a los miembros de la UICN que reconozcan y apoyen las iniciativas de las entidades de la cuenca del río Ebro para promover la conservación y el desarrollo sostenible de la región. También insta a las diferentes administraciones españolas y europeas a rechazar medidas que puedan afectar negativamente a los ríos, su caudal y sus condiciones ecológicas (tales como trasvases, presas, captaciones de caudal…) y solicita a todas las organizaciones internacionales que apoyen a las administraciones españolas en la implementación de políticas de protección y conservación del río Ebro, especialmente del Delta.
La Asamblea de Miembros, principal órgano de gobierno de la UICN, reúne a las organizaciones integradas en la misma para debatir y decidir las políticas relativas al medio ambiente de la organización. Una vez aceptada una moción, ésta puede convertirse en una resolución o recomendación, que es el mecanismo por el cual la UICN orienta su política y programa general, influyendo en muchas decisiones de ámbito mundial en materia de medio ambiente.

El Delta, un espacio singular en peligro

Mediterrània-CIE defiende en su moción que la elevada biodiversidad que incluye toda la cuenca del Ebro, así como su desembocadura, constituyen una de las zonas de mayor interés medioambiental dentro de la Península Ibérica, especialmente el Delta del Ebro, uno de los espacios clave para muchas especies de aves durante la migración del centro y el norte de Europa hacia el sur de España y África.
La entidad recuerda que el Delta del Ebro está seriamente amenazado. Actualmente está retrocediendo, en cuanto a superficie se refiere, debido al caudal extraído del río para el consumo humano, al caudal extraído por el riego de campos de cultivo y, sobretodo, por la reducción de la carga de sedimentos que transporta a causa de los embalses presentes en la cuenca.

La intensa intervención humana en el propio delta y en la cuenca fluvial está provocando una alteración considerable tanto del medio físico como del biológico, que supone una amenaza para su sostenibilidad. Por este motivo, la entidad ecologista tarraconense reclama la adopción de medidas urgentes que eviten una degradación progresiva del Ebro.